Las 7 claves para diseñar el logo de tu startup

Todo aquel que quiera montar una empresa tiene que pararse a pensar en el diseño del logo o imagen corporativa, porque acertar en ello multiplicará el alcance del proyecto.

“La imagen de la empresa condensada en un buen logo aumenta su rentabilidad y la capacidad de ser percibidos de una manera moderna y eficaz en un mundo cada vez más global”

Lo dice Manuel Estrada, uno de los diseñadores gráficos más importantes del mundo y responsable de los logos corporativos de Fundación Repsol, Metrovacesa o Ahorro Corporación. La compañía tecnológica americana The Next Web resume en siete puntos lo que hay que tener en cuenta antes de dar por válido un logo para tu startup:

1. La importancia del nombre

El nombre de la empresa es clave porque es lo que le acompañará durante toda su vida.

Con él nace, existe, se le llama y se le ama. Todo empieza por un nombre”. “Un buen nombre tira del proyecto para arriba”. “Tienen que ser útiles y a veces el mejor no es el que más te gusta a ti, sino el que mejor va a funcionar

Lo dice Fernando Beltrán, que ha creado marcas como Amena o Faunia. Si todavía no tienes un buen nombre, lo mejor es que consideres varias opciones y lo pruebes entre potenciales usuarios y clientes de tu startup.

2. No dependas de las modas

Las tendencias van y vienen, sobre todo en estos tiempos de velocidad de vértigo que devora modas en escasos meses. Fíjate en las normas del diseño clásico, bucea en los porqués de tu compañía y crea algo que dure. Un diseño que resiste es la forma más sencilla de comunicar la identidad de una empresa.

3. Diseña el logo en blanco y negro

Un gran número de diseñadores recomienda empezar por diseñar el logo en blanco y negro para resolver sin distracciones elementos como la estructura de la imagen o los espacios en blanco. Siempre habrá tiempo para experimentar con el color.

4. La diferencia entre el logotype y el logomark

Todas las empresas necesitan un logotype que lleve su nombre y le identifique del resto, pero una imagen que lo acompañe no es del todo necesario, aunque hay empresas que han incrementado su imagen de marca gracias a su logomark, como Nike o Apple con su manzana. Si quieres un logomark es mejor, para no fallar, que contrates a un tercero que sepa de diseño gráfico.

5. Dota de flexibilidad a los elementos del logo

Un buen logo debe adaptarse a diferentes tamaños, desde una portada hasta una miniatura que identifique a la compañía en las redes sociales. También es importante poder jugar entre sus componentes. Si, por ejemplo, está formado por una imagen y un texto, estos deben poder comunicarse desde diferentes posiciones. Imagen arriba, texto debajo o imagen izquierda y texto a la derecha. Es importante jugar con variaciones del logo.

6. ¿Qué dice la tipografía de tu empresa?

El tipo de letra que utilizas en tu marca también te da una personalidad concreta. No es lo mismo una tipografía dirigida a colegiales que a unos profesionales liberales de más de 50 años. Antes de elegir la estructura de la letra con la que vas a nombrar a tu startup, debes pensar qué quieres transmitir. No es lo mismo una juguetona Comic Sans que una seria y elegante Helvética.

7. Inspiración

Busca la inspiración fijándote en las grandes marcas, las que más te gustan, las que han removido algo en tu interior, las que han tocado tu fibra. Y mira los diseños de grandes artistas como Paul Rand o rastrea webs de diseñadores como Dribbble. Después trabaja con todas esas influencias e intenta hacer algo bello, hermoso y honesto, que inspire a la persona que lo vea.

Si le llegas al corazón con tu marca, tu logo y tu diseño corporativo, tienes muchos puntos ganados.

http://www.lancetalent.com/blog/las-7-claves-para-disenar-el-logo-de-tu-startup/

Anuncios

Los puntos básicos de un contrato freelance

Como en cualquier otra relación laboral, es oportuno que el trabajo ofrecido por un freelance y demandado por un cliente esté regulado y asegurado bajo el paraguas de un contrato. Así, las dos partes plasmarán cuáles son sus derechos y obligaciones y evitarán confusiones desagradables que podrían dañar futuras colaboraciones.

Hay dos características que debería tener todo contrato para que resulte eficaz: que esté plasmado por escrito y que la redacción sea corta, clara y sencilla. Aunque llegar a un acuerdo verbal tiene validez legal, es preferible expresar en un documento las condiciones del trabajo, ya que en caso de duda se podrá repasar lo acordado. Si surge un conflicto y el pacto es verbal se enfrentará la palabra del freelance contra la del cliente, y encontrar una solución satisfactoria será mucho más complicado. Además, es mejor evitar términos jurídicos farragosos y que el redactado del contrato se entienda a la perfección.

El experto freelance Andy Clarke, tras más de una década de experiencia como profesional autónomo, enumera una serie de puntos que no deben faltar en un buen contrato para que el freelance se guarde las espaldas ante posibles abusos del cliente:

  • Una descripción sencilla de quién está contratando a quién para hacer qué, cómo, cuándo y por cuánto.
  • Cuáles son las responsabilidades de cada parte.
  • Los detalles del trabajo y lo que está y no está incluido en el trato.
  • Qué ocurre cuando alguna de las dos partes cambia de opinión.
  • Una descripción sencilla sobre asuntos legales.

Ahora supongamos que nos llega el encargo del diseño de una web o el desarrollo de un blog en WordPress. ¿Qué apartados deben estar presentes en el contrato?

1. El nombre y los datos de las dos partes implicadas en la relación laboral.

2. El ámbito de trabajo. Hay que definir qué tipo de trabajo se va a hacer, qué tecnología se usará en el diseño (HTLM, CSS…) y en qué dispositivos funcionará.

3. Los cambios. Es inevitable que el cliente haga cambios durante el proceso del diseño. Para evitar frustraciones, habrá que especificar a partir de qué número de versiones se aplicará una tarifa de recargo.

4. Tiempos de entrega. Concretar cuáles son las fases del diseño y cuándo hay que ir entregando las diversas etapas facilitará una relación amistosa.

5. La propiedad del diseño. Es importante definir quién es el propietario del diseño hasta que el cliente haga el pago completo porque podría revenderlo sin el consentimiento del freelance. Es importante reservarse el derecho de poder utilizar el trabajo en el portfolio personal.

6. Los derechos de autor. Hay que conocer cuál es la fuente de las imágenes, los textos, vídeos, código o plugins. El cliente debe entender las restricciones de uso de contenidos que compra a terceros. Por ejemplo, si compra una foto de stock los derechos pueden estar limitados en el tiempo y tendrá que renovarlos. Hay que asegurarse de quién va a pagar por contenidos de terceros. Asimismo, todo el material que entregue el cliente para el diseño deben estar autorizados para su uso. Si algún contenido es propiedad del freelance, debe dejar claro que es suyo hasta que se realice el pago del trabajo.

7. El precio y los pagos. El diseño de una web puede ser infinito. Define plazos por hitos cumplidos y pide el ingreso inmediato de las cantidades negociadas para cada etapa. Define, si quieres, un pago por adelantado: suele variar entre un tercio y la mitad del precio total del trabajo. Debes decidir también si el precio es por trabajo final o por las horas destinadas al proyecto.

8. La cancelación. Deja por escrito bajo qué tipo de condiciones se puede rescindir el contrato y qué coste tendría su cancelación.

9. Las firmas. El contrato debe estar rubricado por el freelance y la empresa con dos firmas legalmente válidas. Ya hay páginas web que se dedican a la firma de documentos online.

Aquí van tres ejemplos de contratos de diseño web que pueden servirte como plantillas:

Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación

Web Design Contract

Standard Agreement for Design Services

Y si se trata del desarrollo de una APP, además de tener en cuenta los puntos arriba descritos, habrá que ser muy cuidadoso con otras facetas que Ross Kimbarovsky detalla muy bien en su ebook Contratos para desarrolladores de software que odian los contratos:

1. La garantía. Los clientes quieren tener la seguridad de que la APP funcione como se espera y que no infringirá cualquier patente de terceros, derechos de autor, secretos comerciales u otros derechos de propiedad intelectual. Lo mejor que puede hacer el freelance es no prometer que funcionará a la perfección, porque siempre habrá algún pequeño fallo. Sería bueno delimitar qué errores se solucionarán de forma gratuita y cuáles tendrán un recargo.

2. La propiedad del código. Hasta llegar al producto final y en las etapas del desarrollo se escribe mucho código que después se elimina. ¿Qué compra el cliente: el código final o el de todo el desarrollo? Hay que especificarlo para que quede claro.

3. La propiedad de uso de la APP.  El freelance es dueño de su trabajo original y por eso puede fijar al cliente los derechos que él elija y marcar un precio a cada uno. Por ejemplo, puede asignar derechos de uso del software sólo en ciertas regiones geográficas o por periodos específicos de tiempo. También puede controlar si el cliente está autorizado a modificar su trabajo o licencia o vender su trabajo a un tercero sin su aprobación. Lo normal es que cuantos menos derechos se reserve el freelance mayor sea el precio del trabajo.

Atar bien los asuntos legales no es asunto menor. Los consejos de este post son un punto de partida, pero en muchas ocasiones, sobre todo en caso de encargos complejos, es muy útil consultar las dudas con expertos jurídicos como abogados o asesorías.

http://www.lancetalent.com/blog/los-puntos-basicos-de-un-contrato-freelance/

Radiografía del freelance

El mercado laboral está cambiando y cada vez son más las empresas que contratan a profesionales autónomos. Un estudio de la consultora Aberdeen Group, fechado en mayo de 2012, concluyó que en Estados Unidos casi el 26% de la plantilla de las empresas son freelance; y la compañía Littler Midelson, experta en legislación laboral, predice que el porcentaje podría aumentar hasta el 50% en los próximos dos años. Augura, además, que las estimaciones de crecimiento son mayores en otros países. Pero a pesar de este despegue sin precedentes, todavía hay muy poca información sobre el perfil del profesional freelance. Quiénes son los autónomos, a qué se dedican, cómo es su trabajo, cuánto ganan, cómo atraen a sus clientes, cuáles son sus actitudes laborales y sus grandes desafíos, y por qué eligieron esa salida profesional son preguntas a las que responderemos a lo largo de este post, con las opiniones de 1.500 profesionales autónomos de cincuenta campos profesionales diferentes encuestados por Ed Gandia, cofundador del International Freelancers Day.

– ¿En qué profesiones trabajan los freelance?

Los diseñadores lideran el ranking (20%), seguidos por los escritores (18%), editores y correctores de estilo (11%), redactores (10%), traductores (8%) y desarrolladores web (5%). Los profesionales del marketing (4%), consultores de negocios (2%), asistentes virtuales e ilustradores (2%) completan los diez primeros puestos. Pero también hay fotógrafos, expertos en SEO, contables, ingenieros e incluso profesionales de las relaciones públicas.

-¿Qué edad tienen los freelance?

Para los trabajadores autónomos la edad no es ningún obstáculo. El 12% de los encuestados tiene 60 años o más. Y un 12% son menores de 20 años. El grupo más numeroso está en la treintena (26%), seguido de cerca por los de 40 (25%) y 50 (25%). El 71% de los freelance son mujeres.

-¿Cuántos años de experiencia laboral tienen los freelance?

El 34% lleva más de diez años trabajando como profesional autónomo, el 15,7% de seis a diez años, el 25% de cinco a tres años, el 14,3% entre uno y dos años y el 9,8% menos de un año.

– ¿Cómo es la jornada laboral de un autónomo?

El 66% trabaja full time como freelance y no tiene otro trabajo; el 5,7% trabaja full time pero lo combina con otro trabajo a media jornada; el 15% es freelance a media jornada sin otro trabajo alternativo y el 13,7% es un freelance a media jornada y además tiene otro trabajo. El 47% de los freelance lleva el principal sueldo a casa y el 70% comparte vida con una persona que también genera ingresos.

– ¿Por qué han decidido ser freelance?

El 28% quería tener más libertad y flexibilidad en relación con su trabajo; el 22,6% hizo caso a su pasión y el 13% quería ser su propio jefe. Para el 29% de los freelance, trabajar de manera independiente no era algo que tuviese previsto y llegó por pura casualidad o después de ser despedido de una empresa.

– ¿Cuáles son los beneficios de ser freelance?

Tener flexibilidad en el horario laboral (25%), variedad en las tareas profesionales (15%), ser tu propio jefe (14%), poder trabajar desde cualquier lugar (14%) y tener la capacidad de tomar tus propias decisiones (9%) son los principales valores que señalan los freelance sobre su manera de trabajar.

– ¿Los freelance tienen más tiempo libre?

El 46% asegura que tiene más tiempo libre que cuando trabajaba por cuenta ajena. El 21% dice que tiene el mismo tiempo de asueto que antes y el 27% afirma que ahora tiene menos tiempo. Las mujeres freelance (47%) tienen más tiempo libre que los hombres (45%).

– ¿Son felices los freelance?

El 90% dice ser más feliz que cuando trabajaba para otros. Si lo comparamos por sexos, las mujeres freelance (64%) son más felices que los hombres (55%).

– ¿Se plantea un freelance convertirse en trabajador por cuenta ajena?

La mayoría de los trabajadores independientes (55%) se siente tan seguro con esta modalidad de trabajo que rechazaría una oferta laboral para trabajar para otros. El 36% consideraría la oferta y sólo el 2% firmaría un contrato como trabajador por cuenta ajena.

– ¿Los freelance se sienten más seguros como trabajadores autónomos o por cuenta ajena?

El 58% se siente más seguro trabajando como freelance que para otros. De hecho, sólo el 5% de los autónomos cree que se tiene más seguridad laboral trabajando por cuenta ajena.

-¿Delegaría un freelance su trabajo en otra persona?

El 60% no subcontrataría a otro autónomo o empresa para realizar alguna de sus tareas habituales.

– ¿Cuáles son los retos a los que se enfrenta un freelance?

Los dos mayores retos son la búsqueda de clientes (21%) y romper el complicado ciclo de la crisis económica (16%). Sólo el 4% se preocupa por que le paguen a tiempo. La competencia con otros freelance con tarifas más competitivas es el principal escollo para el 3% de los autónomos. También está en la mente del freelance mantener la motivación durante todo el día (3%) y la lucha contra el aislamiento (2%).

-¿Cuánto gana un freelance?

Hay un amplio abanico de tarifas pero también una gran concentración de freelance que facturan en torno a los 20- 59 dólares por hora. El 49% de los trabajadores independientes están en esta horquilla. El 33% de los trabajadores independientes ganan entre 70-200 dólares la hora. De hecho, el 15% ingresa más de 100 dólares.

-¿Cuál es el caché de un autónomo según su labor profesional?

Los diseñadores se cotizan a 50-79 dólares la hora, los escritores a 50-69 dólares la hora. Los editores se concentran en el rango 20-49 dólares la hora y más de la mitad de los traductores están entre los 20-39 dólares la hora. Los desarrolladores web oscilan entre los 30-59 dólares la hora.

-¿Cuanta más experiencia tiene un freelance mejor es su sueldo?

Hay una relación directa entre las tarifas y el grado de experiencia del freelance. Los que llevan trabajado más de una década están entre los 100-200 dólares la hora (21% se encuentra en este rango). Sólo el 10% de los nuevos autónomos gana más de 100 euros la hora. El 42% de los freelance factura la respetable cifra de 70 dólares la hora.

-¿Ingresan más los hombres o las mujeres freelance?

Las mujeres ganan más por hora cuando los trabajos se pagan en la horquilla de los 20-99 dólares la hora. Sin embargo, hay más hombres en los trabajos que se cobran a más de 100 dólares la hora.

-¿Se factura más como freelance o como trabajador por cuenta ajena?

El 38% de los freelance aseguran que su sueldo es mayor como trabajador autónomo que cuando estaba en la plantilla de una empresa. Curiosamente, el 29% de los freelance no trabajó en su profesión actual hasta que se puso por su cuenta, así que muchos han llegado al freelance siguiendo su pasión profesional. Los desarrolladores de software (50%), asistentes virtuales (50%) y diseñadores (48%) tienen más probabilidades de ganar más como un profesional autónomo que como un empleado. Informáticos (54%), profesionales del marketing (44%) y editores (42%) tienen más probabilidades de ganar menos siendo autónomos.

– ¿Cuántas horas trabaja un freelance?

Los freelance trabajan más horas que los profesionales por cuenta ajena. Cerca del 31% trabaja más de 40 horas semanales y otro 27% entre 31 y 40 horas semanales. Por profesiones, los que suelen trabajar más de 40 horas semanales son los consultores de negocio (52%), fotógrafos (38%) y traductores (36%) seguidos de desarrolladores de software (36%) e ilustradores (35%). Por países, los freelance que más horas trabajan son los australianos, sudamericanos y europeos.

-¿Qué tipo de clientes tiene un freelance?

El 74% de los profesionales autónomos tiene como clientes a empresas, el 17% trabaja para consumidores individuales, el 6% para ONGs, el 2% para gobiernos y cerca de otro 2% para asociaciones.

-¿Cuánto tiempo dura la relación laboral entre un freelance y su cliente?

El 46% de los freelance trabaja para un mismo cliente más de un año, de ellos el 30% tiene clientes de más de dos años de duración. El 38% trabaja para clientes entre tres meses y menos.

¿Cómo consigue un autónomo nuevos clientes y cómo los fideliza?

Los clientes llegan a un profesional freelance a través de referencias (27%), el boca oreja (24%) y las redes personales y profesionales del propio autónomo (17%). También son importantes los marketplace de freelance (6%), el correo electrónico (5%) y las redes sociales (3%).

¿Cómo afecta al freelance la nueva Ley del Emprendedor?

Si eres diseñador, programador, escritor, traductor o desempeñas cualquier otra actividad como freelance, toma buena nota. El pasado 22 de febrero el Gobierno de Mariano Rajoy aprobó en el Consejo de Ministros un Real Decreto-ley con medidas de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo (el texto del BOE se puede descargar aquí). Su principal objetivo es dinamizar el mercado de trabajo y facilitar una entrada laboral a los seis millones de parados que hay en España, con especial énfasis en los jóvenes. Algunos de los cambios legislativos afectan directamente a los trabajadores autónomos:

1- Bajan las cuotas de cotización a la Seguridad Social:

-Se crea una tarifa plana de 50€ durante los primeros seis meses para los nuevos autónomos menores de 30 años (35 años si son mujeres) que inicien una actividad por cuenta propia. Durante los 6 meses siguientes se les aplicará una reducción en la base mínima de cotización del 50%, y durante los 18 meses siguientes, una reducción (3 meses) y una bonificación (15 meses) de un 30% de la cuota.

-Las personas con discapacidad tendrán una tarifa plana de 50 euros durante los primeros 12 meses de aplicación. Los cuatro años siguientes se les aplicará una bonificación del 50% de la cuota.

2- Los freelance podrán compatibilizar la prestación por desempleo con el inicio de una actividad por cuenta propia:

-Los menores de 30 años (35 si son mujeres), aunque estén dados de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, percibirán la prestación por desempleo durante un máximo de 9 meses. Deberá solicitarse en un plazo de 15 días desde el inicio de la actividad o no se tendrá derecho a compatibilizar la prestación y la actividad.

-Los beneficiarios de prestaciones por desempleo menores de 30 años (35 si son mujeres) podrán capitalizar hasta el 100% de su prestación para realizar una aportación al capital social de una sociedad mercantil, siempre y cuando se establezca una vinculación profesional o laboral de carácter indefinido.

-Se abre la posibilidad de que la capitalización de la prestación por desempleo pueda utilizarse para adquirir servicios de asesoramiento, formación e información, así como para cubrir los gastos de constitución de una nueva sociedad.

-Los desempleados menores de 30 años (35 si son mujeres) que decidan iniciar una actividad por cuenta propia y en el plazo de 5 años causen baja, podrán reanudar el cobro de la prestación a la que tenían derecho.

3- Tributación reducida para fomentar el autoempleo:

-Los desempleados que decidan establecerse como autónomos podrán beneficiarse de la exención completa en el IRPF de las prestaciones por desempleo cuando el abono sea en forma de pago único (hasta ahora estaban exentos solo hasta 15.500€).

-Los autónomos que inicien actividades económicas en 2013 podrán aplicar una reducción del 20% en los rendimientos netos que obtengan durante los dos primeros ejercicios en que se obtengan resultados positivos.

Del trabajo por cuenta ajena al modelo freelance

Las relaciones laborales están cambiando a una velocidad de vértigo. Muchas empresas están optando por contratar a los nuevos empleados por proyectos. Los motivos y ventajas son variados:

  • Este tipo de contratación aporta mayor flexibilidad a la compañía, que puede aportarsoluciones en tiempo récord aunque no estén en su core business o implementadas internamente en la empresa.
  • De este modo, la empresa puede acceder a un mercado de talento global en un entorno cada día más cambiante y acelerado, que no garantiza la resolución de todas las necesidades en el mercado local.
  • Y es una buena manera de reducir los costes laborales en un complicado momento de crisis económica, puesto que no necesita que toda la fuerza de trabajo esté dentro de la corporación.

En esta realidad, los trabajadores también deben cambiar el chip y adaptarse a las demandas empresariales si quieren encontrar nuevos empleos. En España estamos pasando rápidamente de un modelo de contratación de trabajadores por cuenta ajena a trabajadores autónomos e independientes. Desde LanceTalent te damos algunas de las claves para que tu estreno como freelance sea lo más llevadero posible:

–  Pon al día tu fiscalidad: Para facturar a tus futuros clientes tienes que cumplir una seriede obligaciones fiscales con el Estado. Los trámites deberás hacerlos en las oficinas de la Seguridad Social y en Hacienda, a no ser que tengas firma electrónica y puedas completarlos online:

  • Date de alta como trabajador autónomo: este trámite se hace en la Tesorería de la Seguridad Social. Debes pagar como mínimo una cuota de 254 euros al mes.
  • Rellena el Modelo 037: sirve para comunicar al Estado que vas a comenzar una actividad como profesional. Esto se hace en Hacienda, rellenando el Modelo 037 de personas físicas.
  • Ya puedes emitir facturas. Ahora debes tener en cuenta el IVA de los servicios que vas a ofrecer y la retención del IRPF. Como norma general, el tipo de IVA será del 21%, aunque lo mejor es que te acerques a Hacienda y compruebes el gravamen del servicio que vas a ofrecer, puesto que hay actividades exentas de IVA. La retención del IRPF también será del 21%, a no ser que te puedas acoger al tipo reducido del 9%, si es la primera vez que te das de alta como trabajador autónomo.
  • Presenta el IVA trimestral y el resumen anual: estos trámites debes hacerlos en Hacienda, rellenando los Modelos 303 para el resumen trimestral, y el Modelo 390 para el anual.

–  Diseña un porfolio atractivo: Es tu carta de presentación como profesional freelance,así que tómate el tiempo que dedicas a su creación como una inversión de futuro.

–  Ábrete una cuenta en Linkedin, la mayor red de currículos del mundo, y explica tuexperiencia laboral.

–  Muestra quién eres de manera interactiva con fotos, vídeos o presentaciones, y diseña de manera fácil y rápida tu página personal en Tyba.

–  ¿Quieres presentar tu currículum en formato de infografía? Entra en Re.vu. ¿Prefieres hacerlo en 140 caracteres porque eres un apasionado de Twitter? Visita TwiCVer.

–  Si eres diseñador, ten presencia en Domestika y en Behance, lugares donde se unen diversos perfiles creativos para compartir conocimientos y trabajar en red.

–  Y piensa que:

  • Lo visual e innovador engancha.
  • Es mejor ser conciso que pesado.
  • La experiencia y el trabajo anterior es mejor explicarlo con ejemplos.
  • Apuntar lo que te hace especial te diferencia de la competencia.

–  Empieza a crear tu red de contactos. Contar a todos tus amigos y familiares que vas aempezar a trabajar como freelance puede proporcionarte tus primeros clientes. Las redes sociales como Facebook, Twitter o Pinterest son nuevos canales de relación y de promoción publicitaria que debes aprovechar, así como cualquier acto presencial denetworking que se celebre en tu localidad. Hacerte un nombre es fundamental para triunfar en el mundo freelance.

–  Lánzate a por los clientes. No seas tímido, solo llamando a muchas puertas conseguirás nuevos encargos. Escribe mails a clientes potenciales, y si notas interés hazles propuestas concretas y personalizadas. Ofréceles servicios que no se les haya pasado por la cabeza y que generen valor para sus negocios. Y ten en cuenta que hoy vivimos en un mundo global. Tu cliente puede estar a la vuelta de la esquina, pero también en la otra punta del mundo. La tecnología nos permite hacer negocio con un australiano sin mayor coste para nuestro bolsillo. Además, ahora existen Freelance Marketplace que te acercan nuevas oportunidades que antes no podías ni imaginar. Hay que aprovecharlas.

–   Márcate el objetivo de multiplicar tus ingresos. Ser ambicioso te ayudará a llegar más lejos. Si has sabido reorientar tu carrera laboral hacia el mundo freelance, si has superado los obstáculos del recién llegado, ¿por qué no vas a poder incrementar tus ingresos por diez? Si lo visualizas en tu cabeza será más fácil que se convierta en realidad, y si utilizas todas las herramientas que el universo 2.0 pone a tu alcance, seguro que tardarás menos de lo que esperas en conseguirlo.

http://www.lancetalent.com/blog/del-trabajo-por-cuenta-ajena-al-modelo-freelance/

La productividad, el gran reto del freelance

Uno de los principales desafíos a los que se enfrenta el freelance es sacar el máximo partido a sus horas laborales y llegar a ser lo más productivo posible. Según la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles (ARHOE), los empleados españoles solo completan el 59 por ciento de las tareas que se marcan diariamente. Quizá los trabajadores por cuenta ajena, si sus jefes se lo permiten, puedan continuar con esa baja productividad, pero si eres freelance toda tarea que no lleves a cabo en el periodo marcado supone una pérdida de ingresos.

Estos consejos te pueden ayudar a incrementar de manera exponencial la productividad de tus horas laborales:

Prioriza y planifica. No todas las tareas son urgentes y es importante determinar un ranking de las tres más importantes del día. Planifica cómo llevar a cabo esas tres tareas y a por ellas.

Haz una lista factible de tareas. No te engañes, porque marcar una lista de tareas inalcanzable te producirá frustración al final de la jornada. Un truco: piensa que las tareas que te has marcado para hoy son el encargo que te ha hecho tu jefe.

Utiliza la regla del 50/10. Trabajar al máximo durante 50 minutos y descansar otros 10 es clave para mantener la concentración en una tarea. El cerebro necesita un pequeño respiro para volver a trabajar al máximo nivel.

Trabaja motivado. La motivación es una de las mejores herramientas para superar todo tipo de obstáculo. Foméntala con pequeños actos cotidianos: duerme bien, fíjate en los aspectos positivos de la tarea que estás realizando, planea una actividad de ocio que te guste para cuando acabes el trabajo.

Aleja las distracciones. Conectarse a las redes sociales, consultar frecuentemente el correo electrónico o páginas web de entretenimiento dificultarán la consecución de tu lista de tareas. Concéntrate en lo que tienes que hacer.

Cultiva el hábito de pensar en el ahora. Concéntrate en lo que es y no en lo que fue o podría ser. Fíjate en el presente y no en lo que hiciste en el pasado o podrás hacer en el futuro. Pasado y futuro te distraerán.

Aprende a decir No. En tu día a día te pueden llegar nuevos encargos, nuevos clientes, nuevas reuniones. ¿Estos nuevos compromisos son tan importantes como para darles prioridad? Si te alejan de la consecución de tus objetivos tienes que aprender a decir No y ofrecer una opción alternativa para amortiguar el efecto de ese No.

Enumera las tres tareas que harás al día siguiente. Acabar la jornada laboral fijando las cosas que harás al día siguiente te ayudará a conseguirlas con mayor facilidad.

http://www.lancetalent.com/blog/la-productividad-el-gran-reto-freelance/

A seguir remando

12,9 años después dejaré de estar en la nómina de una gran empresa de comunicación. Faltan escasos 15 días para que me den el finiquito y entonces seré una más de esos 11.000 profesionales de la información que se han quedado en paro desde 2007. Ni una lágrima. Años fantásticos en los que he crecido infinitamente. Entonces tenía poco más de 20 y ahora los 35 empiezan a pintar canas. Me ha dado tiempo a experimentar con el periodismo económico y con el de calle; a liderar equipos y enfrentarme a la complejidad de trabajar con personas de distinto perfil y carácter; a tomar decisiones (muy feas) en repetidos EREs y despidos; a escuchar estrategias empresariales en comités de dirección… vamos, un mundo. Todo lo que he aprendido se lo debo a los compañeros con los que he compartido todos esos momentos.

Y ahora todo por delante. A ver cómo se nos da el futuro.

A %d blogueros les gusta esto: