La chapuza de la carpa provisional de los libreros de Sant Antoni

La incompetencia municipal es ilimitada e infinita. Los últimos en sufrirla han sido los libreros del Mercat de Sant Antoni. Hace tres meses, y debido a la reforma del mercado, fueron trasladados a una carpa provisional situada en la avenida de Urgell. El primer aguacero que cayó un domingo reveló que la carpa, que se montaba y desmontaba cada jornada de ventas, sufría goteras, un peligroso elemento si los productos que ofertas son de papel. Ahora el Ayuntamiento de Barcelona tiene que indemnizar a casi la mitad de los libreros con 7.000 euros en total por los desperfectos causados por el agua.

El Consistorio también ha tomado la decisión de contratar un seguro que cubra otros futuros desperfectos, no volver a desmontar la carpa e iniciar trabajos de refuerzo en el techo y laterales para proteger a los vendedores del crudo invierno.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: