Barcelona está perdiendo velocidad

Hoy he estado tomando un largo café, de casi hora y media, con Jordi Bonet, presidente de la Federación de la Asociación de Vecinos de Barcelona, y hemos llegado a la conclusión de que Barcelona, aquella ciudad que marcaba tendencia, pionera en innovación y diseño y con un fuerte peso económico estatal, está perdiendo velocidad.

Estamos sumidos en una crisis económica de increíble magnitud que, sin duda, tiene parte de culpa en la ralentización, sobre todo de un sinfin de proyectos urbanísticos claves para el desarrollo de la ciudad que avanzan a un ritmo demasiado lento. En Catalunya siempre se ha confiado en la colaboración público-privada para tirar adelante los grandes cambios y ahora una de las patas está muy tocada.  Por este motivo es importante que las administraciones públicas empujen todo lo posible para que se lleven a cabo cuanto antes las reformas de Glòries, la Sagrera o Can Batlló; que se construya en nuevos solares del 22@, barrio tecnológico sumido en la parálisis; que se de un impulso a la transformación de la cárcel Modelo; que se pongan en marcha los equipamientos prometidos, algunos ya acabados pero con la persiana bajada…

Un montón de deberes que seguro que están en la agenda del alcalde Trias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: