La austeridad de los pasiegos

Igual tenemos que aprender algo de ellos porque los pasiegos sí que saben lo que es vivir de un modo austero. Su hábitat, en las montañas entre el río Asón y el puerto del Escudo, se encuentra a menos de una hora en coche de Santander pero se mantienen virgenes de las estupideces del mundo moderno. Su éxito no pasa por un consumismo compulsivo o por aparentar antes que ser.

Políticos, empresarios, periodistas nos dicen continuamente que en España hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, que es la hora de los recortes, de incrementar la productividad y bajar los sueldos para salir de la profunda crisis económica en la que estamos inmersos. Igual deberíamos pasar todos una semana con estos pasiegos para que nos descubran que hay otras formas de vivir.  Vidas duras, sacrificadas y sencillas. Pero vidas felices porque no cambiarían sus vacas y montañas por nada del mundo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotografías de Iñaki Izquierdo Muxika publicadas en el XL Semanal

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: