Hacer las cosas bien

Que los políticos hagan las cosas bien cuesta un rato. Hago esta reflexión por el lío de la rebaja del billete de Rodalies. Hoy, después de que la Generalitat y el Estado central se hayan estado tirando los trastos a la cabeza durante varias semanas, que si lo pagas tú, que si yo no lo voy a pagar, que si cuesta 26 millones, que si cuesta menos, han llegado a un acuerdo. ¡Gracias, señor! Al final, a partir del 1 de abril se aplicará el descuento del 5%.

Pero una vez más las dos administraciones han hecho el ridículo. ¿Por qué los mensajes no son claros desde el primer momento? ¿Por qué tenemos que aguantar todos los días el teatro de la política? ¿Por qué nos marean siempre con mensajes contradictorios, si la final llegan a un acuerdo?¿Por qué no hacen su trabajo de una manera más humilde? Les pagamos para eso.

Es lógico que perdamos la confianza en los gestores de las administraciones públicas porque son incapaces de hacer bien las cosas sencillas de la vida. Pensar antes de decidir, negociar cuando la decisión afecta a varias partes, llegar a un acuerdo conjunto y después comunicar y poner en marcha la nueva medida.

Si siguiesen estos sencillos pasos, seguro que se ganarían la confianza de muchos. Pero, ya sabemos que la política es otra cosa. Consiste en marear al contrario y al votante.

Share on Facebook

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: